viernes, 22 de mayo de 2015

Sensaciones Gratificantes

¡¡¡Hola a Tod@s!!!

¿Cómo estáis? ¿Qué tal habéis pasado la semana?¿Estáis de exámenes o ya los habéis acabado? O ¿aún no los habéis empezado? 
Por cierto ¿veréis mañana Eurovisión? Yo si xD

Bueno, quiero disculparme por mi ausencia en el blog, pero como ya os dije en la entrada anterior, he estado hasta arriba de trabajo (esta semana he entregado un trabajo y lo he expuesto, cada día), además el lunes tengo el primer examen y, aunque tengo 3 exámenes la próxima semana y dos la siguiente, también tengo que exponer un trabajo el jueves y entregar otro el miércoles siguiente; por todo ello, aunque hoy he podido sacar tiempo para escribir esta entrada, posiblemente no vuelva a aparecer por el blog hasta el día 3 de junio (y posiblemente en esa semana también haya nuevo video en el canal)

Pasando a lo que os iba a comentar:
Aunque mi estado de ánimo sigue sin ser bueno y el estrés de los trabajos y exámenes no ayuda (y mucho menos el comportamiento detestable de ciertos profesores que gustan de humillar a sus alumnos, a veces con comentarios que incluso rozan el racismo), esta semana (y la anterior, en realidad) ha tenido un par de momentos bastante gratificantes, de esos que por muy mal que te vayan las cosas, por pequeñitos que sean, te dan la fuerza para seguir adelante y no abandonarlo todo.

 La última práctica de Arte de la Baja Edad Media (Gótico) que tuve, antes de la de esta semana (que fue hoy en la que tuve que exponer la práctica final), tuvimos una práctica que a mi me encantó, fuimos al a Cartoteca y trabajamos con facsímiles del s. XV y luego fuimos al Museo del Prado a trabajar sobre una obra en concreto, el Retablo de Sánchez Rojas, al que le faltan tablas y que en el museo no han colocado las que tienen en el orden correcto e hicimos un "estudio de la obra, analizando su posible orden y qué tablas podrían faltar, atendiendo a las representaciones que quedan, así como un análisis visual de los trazos y diferencias, para deducir cuántos pintores intervienen en la obra. Este tipo de prácticas me parecen súper interesante, además, nos ayudan a acostumbrar el ojos a las pinturas, para poder realizar mejor los estudios de la obra. Además, esta profesora es muy cercana y se agradecen este tipo de prácticas, así como que nos haya llevado a Toledo o nos enseñe los facsímiles de los Libros de Horas y de los textos encargados por Alfonso X que hemos visto en clase, porque ves las obras en situ... No como otros profesores, que teniendo museos con piezas maravillosas para su asignatura, te mandan a hacer un trabajo insufrible en vez de aprovechar la oportunidad.
Además, como sabréis por una entrada que os dejé hace un tiempo, en la que Ana y yo estuvimos trabajando en la Biblioteca del Museo del Traje (que podéis ver aquí), me encantan los libros antiguos (y los libros en general) y poder tener este tipo de pizas en tus manos es una maravilla.
Retablo de Sánchez Rojas.





Este último son las Cantigas de Santa María de Alfonso X

Por otro lado, las exposiciones de esta semana han salido bastante bien, a pesar de haber sido tantas, y a mis compañeros les ha gustado los temas que he expuesto y los han entendido bien. Además, he podido comprobar que cada vez me pongo menos nerviosa al hablar en público (aunque iniciar una conversación con alguien concreto que no sea de mi "entorno" se me sigue haciendo difícil).
Lo más gratificante de las exposiciones y de haberme esforzado tanto en el cuatrimestre, sintiendo, en muchas ocasiones, que apenas servía para nada, ha sido que, ver la gran acogida que tuvo nuestro proyecto sobre La Indumentaria del s. XVI para la asignatura de Historia Moderna (os dejos el blog que hicimos como parte de la actividad, por si le queréis echar un vistazo: Indumentaria).
Exponer el trabajo, que nuestros compañeros quedaran encantados con el traje, tanto que se hicieron fotos con él, ver como, una vez expuesto todo en el hall de la facultad la gente se acerque y observe el proyecto interesada y que el profesor nos diga que es un proyecto increíble, que está orgulloso de nosotros y que nosotras también deberíamos estarlo, ha sido de los mejores momentos del curso. 
Me voy a permitir un momento para ponerme ñoña, pero, aunque ya se lo dije a los dos en persona, estoy muy agradecida con mis amigos Vin y Jenni, porque sin su ayuda con el traje y los bocetos, el proyecto no habría resultado tan espectacular.
Montando la exposición en mi piso.
Esta foto nos la sacó el profesor mientras exponíamos.
Exposición definitiva en el hall de la facultad.

Y de regalo, algunas fotos bonus porque me apetece ponerlas xD
Merienda Kawaii con Vin el día que me entregó el traje terminado.
Además, teníamos buena compañía, pero la pobre era tímida y no quiso tomar nada.
 Si me seguís en facebook o instagram, estas ya las habréis visto, pero me he cortado la melena ¿qué os parece?

Con el buen tiempo, saco de paseo mi tatuaje.
Bueno, hasta aquí la entrada de hoy, lo siento mucho si os he aburrido, pero espero que os haya gustado esta entrada un tanto más personal. Estoy deseando acabar los exámenes y poder traeros cosas más interesantes, además, se avecinan quedadas lolita (espero xD). Por hoy os dejo, que me voy a seguir estudiando.

¡¡¡Hasta Pronto!!!

3 comentarios:

  1. Todo se ve genial :D Y el retablo es precioso

    En méxico los retablos son cuadritos muy muy bizarros con faltas de ortografía pintados a mano, chuequitos, para agredecer algún milagro muy soso xD

    ResponderEliminar